Acerca de mí


sarah_web

Soy Sarah Larios, Maestra de Educación Física, Yoga Infantil y  Entrenadora Personal – colegiada 54067. Vivo en el Maresme – Barcelona y actualmente me dedico a enseñar Yoga y actividades físicas a los pekes y sus familias. 🙂

También imparto talleres y entrenamientos personales así como organización y desarrollo de actividades lúdicas y deportivas para casales y empresas que estén ligadas al mundo infantil y familiar.

Me apasionan los niños y todo su mundo. Como de las pequeñas cosas pueden salir grandes logros y aventuras, por eso cree Enanito Feliz donde publico ideas, materiales y bibliografía para los padres, educadores y familias.

Inicie mi camino con los niños al mismo tiempo que empecé la universidad 1999 y desde entonces he podido experimentar y participar de la educación tanto a nivel deportivo como de ocio, en hoteles (Hotel do Frade Golf & Resort, Hotel Majestic, Hotel Gloria, Grup Florida Hotels), casales (Colina Verde), centros deportivos (SESI- Rio Claro y SESI – Limeira) y empresas (TRW, Ajinomoto, CCS).

Actualmente, después de un año de preparativos me dedico a mi propio Proyecto Educativo, Petits Yoguis, que promete innovar y colaborar con la educación infantil mediante muchos juegos, diversión y alegría.

mariona_y_yo

Estudios 

Estudié Educación Física en la Universidad Estatal de San Pablo – Brasil, convalidada por INEF – Barcelona. Mi fuerte siempre fueron los niños y por ello me he ido especializando en diferentes campos entre ellos, Yoga para niños y familias en Rainbow Kids Yoga, en técnicas Montessori – en Montessori Village, instructora de Body Balance (Yoga, Tai Chi y Pilates) – Les Mills e Instructora de Pilates.

Para poder entender y trabajar con los pekes, realizo cursos con temas de psicología, inteligencia emocional y relajación, pues para mi, el ser humano independientemente de la edad esta compuesto del físico y el emocional.

Por eso cuanto mas felices tengamos a nuestro pekes, mas lindo será el trabajo con ellos, pues como decía María Montessori:

“Si consideramos la vida física por un lado y la mental por el otro, rompemos el ciclo de relaciones y las acciones del hombre quedan separadas del cerebro. El verdadero fin del movimiento no es favorecer una mejor respiración o nutrición, sino servir a toda la vida y a la economía espiritual y universal del mundo.”