La Salud de tu Familia a una Sonrisa de ti


Los niños sonríen y empatizan menos, son más infelices y apáticos.

Este es el triste resumen que hago, después de más de 15 años trabajando con niños, en el mundo del deporte, ocio y en los últimos años yoga. Niños de todas las clases sociales y nacionalidades. Niños con familias estables o al borde del precipicio. Niños que tienen todo y otros que no tienen nada. Niños que viven como reyes y niños que se despiertan con tiros marcados en la puerta de su casa.

Por un general, si preguntara que niño sonríe más, supuestamente el 99,9999…% respondería: -¡El niño que vive como un rey!, claro.

uncle-and-nephew-1251331

Pues bien, no es así. Independientemente de todas las circunstancias de la vida, los niños por un general, sonríen menos. Y con ello, es lógico, que aparezcan las dolencias adultas de manera temprana, ya que les estamos quitando la oportunidad de fortalecer su sistema inmunológico, su corazón, su autoestima, su empatía y entre otras tantas cosas, la posibilidad de gestionar mejor sus niveles de estrés.

Analicemos juntos el porqué. Cómo es el día a día de la mayoría de los niños?

Empecemos… se despiertan, normalmente justos de hora, para: cambiarse, asearse, desayunar, arreglar sus cosas y salir. Qué pasa si en medio de estas tareas hacen un chiste o una broma? Normalmente siguen las siguientes palabras: ¡No tengo tiempo para estas tonterías!, ¡Ahora no!, ¡Ponte la chaqueta, rápido! … Probabilidad, de sonrisas, frente a estas respuestas 0%.

Llegan al colegio y empiezan con  otra tanda de obligaciones, que principalmente en las escuelas tradicionales, en pocas materias tendrán la oportunidad de reír. Salen del colegio y directo a las extraescolares. En la mayoría de los casos si son de repaso o aprendizaje de idiomas, poco reirán y si son de deportes, con la necesidad de formar Mesis, Rafas Nadal, Tamaras Rojo entre otros, la especialización deportiva precoz, transforma el deporte en todo, menos en algo para divertirse.

Llegan a casa y la familia entera está cansada. Un día agotador, aunque los pequeños por momentos, parecen tener energía extra guardada en algún tipo de depósito secreto, que les permite hacer bromas, o cosas para divertirse. Si eso ocurre, inmediatamente son interrumpidos, porque toca, baño y cenar. O también las típicas respuestas, -vete a ver un ratito la tele, déjame descansar, ahora es hora de ir a dormir y no de hacer tonterías, etc. Porcentaje de risa de un día, más o menos, un 20%?

nadia-in-the-sky-1433171

Pau Navarro, expone que, en teoría los niños sonríen una media de 400 veces al día y que tan sólo un 33% de los adultos lo hace más de 20. No es triste que estemos haciendo que pierdan algo que les es innato y que tanto les puede ayudar? Por qué en vez de juzgar que lo sabemos todo, aprendemos con ellos a sonreír más? La salud de tu familia está a una sonrisa de ti y Sabes por qué?

  • Empatía: una de las herramientas más necesitas actualmente. La risa ayuda a desarrollarla. Para ello, es muy importante que los niños aprendan a observar, así podrán entender las necesidades de las otras personas. Si es así, podrán tener más felicidad en establecer lazos de amistad, disminuyendo la posibilidad que se metan con él.
  • Mejora su salud: esto es lo que todos los padres quieren para sus hijos, verdad? Pues la risa es gratis y no tiene contraindicaciones. Fortalece el sistema inmunológico (Cómo? Incrementa las células T, en el flujo sanguíneo y aumentando la oxigenación. Ayuda el sistema linfático a drenar toxinas, disminuye cuadros alérgicos, reduce el riesgo de enfermedades cardiovasculares (a largo plazo) y relaja gracias a las endorfinas creadas por el organismo que le darán sensación de placer y bien estar.

Estudios realizados por el psicólogo de la Universidad Wisconsin-Madison, Robert McGrath, afirma que “Tras reírnos, hay un breve período durante el cual la presión sanguínea baja y el corazón se desacelera“, afectando así a todo el cuerpo. 

  • Inteligencia: en vez de tanto libro (a mi me encanta leer i me encanta que lo niños lean también, hablamos aquí de los excesos), mira lo que hace una buena cantidad de risa diaria. Al reírse aumenta la memoria, la atención, el aprendizaje y el pensamiento creativo. Todo esto, según la psicóloga Sara Tarrés Corominas, es debido a que su celebro está más oxigenado e irrigado. A que ahora cuadra más la frase: -Jugando se aprende muchos más. 
  • Resilencia: Cuánto importante es para ti sobreponerte a situaciones adversas? Imagina si los niños lo aprendieran desde ya, seguro que en la fase adulta serian más felices. La risa, el sentido del humor, son herramientas que le podrán ayudar a salir o llevar mejor situaciones adversas, ya que podrá dar la importancia que toca a lo que le ocurre. Actualmente hay estudios que demuestran que los niños con sentido de humor aguantan mejor las frustraciones y el estrés.
  • Confianza: Cuántas veces hemos escuchado o dicho? – ¡Tienes que confiar en ti!, con objetivo de animar o ayudar. El Doctor Louis Franzini explica que “Hacer reír a alguien es siempre gratificante y los que ríen con nosotros demuestran admiración por lo que hacemos”. Por ello muchos estudios relacionan el sentido del humor de los niños con una mayor autoestima.

swinging-and-smiling-girl-1393694

La risa de los niños contagia. Es pura diversión. Une y emociona.

Debemos reír más y reír en familia. “Reír aunque no tengamos ganas” (Elza Punset). Sabéis porque?

Porque aunque finjamos una risa (sea porque estamos cansados o nos apetezca) el celebro al no distinguir lo real o lo falso, activará la musculatura de la cara de la misma manera. Esto es la hipótesis de la retroalimentación facial. Esto hará con que el celebro libere las sustancias químicas y nos sintamos más relajados y felices. Con ello los niños se beneficiaran de manera directa ya que reirán también, recibiendo todos los beneficios explicados anteriormente.

Por todo ello, mi consejo es reír, reír y reír. Sea lo que sea, de una hormiga o de un elefante. Lo importante es reír. No hay nada que sea ridículo cuando se trata de pasar buenos ratos en familia. Podemos ser lo que queramos, basta con dejarse llevar por la imaginación.

Por ello en nuestras clases de Yoga para niños y familias, la diversión viene siempre en primero lugar. Es momento para descubrir, crear, fortalecer vínculos emocionales, divertirse, imaginar y disfrutar de ser niños, sin importar la edad real que tengamos. Una sonrisa vale más que 1000 palabras.

Y recuerda que:

La salud de tu familia está a una sonrisa de ti. ¿Te atreves a dar esta sonrisa? 😀

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *