La importancia de los estiramientos para los niños


[Este artículo se presentó originalmente en la revista kids]

En modalidades deportivas como la gimnasia rítmica o taekwondo, entre otros, está bastante claro que estirar o ser “elástico” es fundamental, puesto que visiblemente afecta al rendimiento deportivo. Pero, para el resto de los deportes y para el día a día, por qué y para qué estirar? Y, los niños, ¿realmente lo necesitan?

Unos 15 años atrás, el ”estirar” se realizaba para educar a los niños sobre el estiramiento, puesto que los niños por naturaleza nacen flexibles y se mantenían con parte de esta flexibilidad hasta los 9 o 10 años. Hoy, debido a la vida sedentaria derivada en muchos casos del uso prolongado de móviles, ordenadores, consolas y, sumada a las actividades escolares y extraescolares, los niños permanecen sentados muchas horas. Con esto, cada vez de manera más temprana, van perdiendo su flexibilidad natural y ganando acortamiento muscular, que produce malas posturas y que, en muchos casos, genera dolores de espaldas, de cuello o de cabeza.

Hagamos la prueba. Poneos en familia, todos de pie. Cada uno intentáis tocar vuestros pies. ¿cómo os ha ido? ¿habéis llegado al suelo? ¿quizás a los tobillos? ¿A las rodillas? Mirad las espaldas, ¿como quedan? ¿redondas en la zona alta, o planas? ¿tenéis molestias detrás de las rodillas o de los muslos? si lo hacéis sentados, también lo podréis observar. Sentaos en el suelo con las piernas estiradas y observad si podéis estar sentados sin apoyar las manos en el suelo. Ahora tocad las puntas de los pies… ¡sin hacer trampas, rodillas estiradas! ¿podéis?

Estos ejemplos nos presentan información inicial de cómo está la flexibilidad y la postura. Pero, ¿para qué sirve entonces estirar y ser más flexible? ¿Por qué necesito tocarme los pies o el suelo?

La musculatura de todo nuestro cuerpo tiene una densidad y una medida. Con los movimientos diarios generamos sobrecarga, y el músculo se desarrolla. Así, crece en volumen y se acorta. Si repetimos cada día el mismo movimiento, le damos impulsos, mensajes, que dicen que aquel volumen y medida son correctas. Por lo tanto, que tiene que permanecer corto. Explicado de manera sencilla, así es como vamos perdiendo flexibilidad que, con el tiempo, se puede traducir en pérdida de rango del movimiento articular, posturas inadecuadas y dolores corporales. Al estirar de manera consciente la musculatura, enviamos el mensaje que, a pesar de que estamos sometiendo el cuerpo a sobrecarga, queremos que la musculatura se mantenga o mejore el estado original.

La elasticidad muscular es muy importante tanto para niños como para adultos, sean deportistas o no, puesto que alivia tensiones, relaja, reduce contracturas y dolores posturales, potencia la musculatura y mejora el rendimiento deportivo. Los estiramientos, independientemente de la edad, no tienen que hacer daño; en caso contrario, como protección, el cuerpo activará el “reflejo miotático” limitando la capacidad de estiramiento y dando el efecto contrario al que queríamos conseguir.

Antes, después o durante una jornada de movimiento o posturas repetitivas, es importante estirar. Si se hace deporte, antes y después es muy indicado. Antes, durante la fase de calentamiento y después, de manera más leve, al finalizar la práctica. Para los niños, muchas veces resulta aburrido realizarlos. Por eso es muy interesante que si practican deporte, los estiramientos se realizan en forma de juego o historias que los motiven a practicarlos. Una práctica muy interesante para niños o adolescentes son las clases de yoga, en las que aprenden de manera divertida diferentes formas de estirar, herramientas para conocer su cuerpo, y hasta dónde pueden o necesitan llegar para tener una higiene postural y mejor calidad de movimiento.

Cuerpo sólo tenemos uno, y está lleno de secretos por descubrir ,que mejoran significativamente la calidad de vida. La elasticidad muscular es uno de ellos y vale la pena conocer todos sus beneficios para que los niños puedan crecer con más salud postural, y para que la gente mayor la recupere.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *